jueves, 26 de julio de 2018

Mi oda a los abuelos



Vidas con historias, de manos agrietadas
y millones de horas tras un sueldo. 
Tocaba labrar futuro y experiencia,
ahora, vivir sus máximos deseos.

Los años pasan, los hijos crecen.
Y a veces llegan unos pequeños seres,
que los remueven de arriba a abajo,
que les reclaman todo su tiempo y
que les hacen convertirse en... ABUELOS.

Abuelos de goma, de carne y hueso,
cuentacuentos a tiempo completo,
compañeros de tardes de juegos,
los mejores cocineros.
Maestros de la vida, 
de los valores y de los sueños,
nuestro espejo, nuestro ejemplo,
nuestro imborrable recuerdo.

Vicenç, Maria, Lola, Carme, Miquel.
No importa el nombre, si no
lo importantes que llegan a ser.
Si no existieran,
los tendríamos que inventar,
y un monumento o un templo regalar.
Sin ellos, la vida no sería (real).

Y sólo podemos decirles que les queremos
hasta el infinito y más allá.
Darles las gracias
por ese amor incondicional
que nos colma de alegría y felicidad,
tranquilos de saber que, aunque no estén
o no los veamos, 
los abuelos nunca se van.

MSM

Image: Youtube

jueves, 19 de julio de 2018

Las chicas de oro



Hoy se han vuelto a sentar en la mesa de siempre. Les he echado esta foto sin que se dieran cuenta. Ellas también llevan móvil; aon muy modernas. Me gustan las comidas de mujeres mayores (quizá no todas son abuelas). Son símbolo de vida y experiencia. ¿Qué historia habrá detrás de cada una? Sólo ellas lo saben. 

MSM

Pic by Elcomidista, El País.

lunes, 23 de abril de 2018

La rosa olvidada



Otro año sin rosa. La princesa Geraldine llevaba toda una vida esperándola. Jamás le habían regalado una rosa de verdad, de las de amor, de las de corazón. De las que vienen del novio, príncipe, rey, pareja, marido, pretendiente, admirador... A pesar de ser uno de los días más bonitos en su Cataluña querida, para ella era una espina clavada que le entristecía. Por eso, hacía tiempo que había decidido quedarse con el dragón. Y, cómo no, con su pequeño caballero, el más bonito de todos, que le daba rosas de papel. Por lo menos éstas no se marchitaban.

MSM

Pic by Papelisimo.es

viernes, 16 de marzo de 2018

Mi Geraldine



Se habían olvidado de que la dulce y guerrera Geraldine, antes que madre fue MUJER.

Y lo sigue siendo.
Una mujer con muchas curvas, símbolo de fertilidad y poderío.
Un alma soñadora que se mira al espejo y ya no se esconde.
Un corazón reconstruído gracias a su valentía y a su fotaleza inimaginables.
Una luchadora con piel de elefante que protege a los suyos.
Una caja de sorpresas con carácter, que pisa fuerte y con las ideas muy claras.
Un mujer que puede estar MUY orgullosa de lo que ha conseguido.
Esa es Geraldine. Altanera, preciosa y orgullosa.
¿Y quién no se enamoraría de ella?

MSM

martes, 27 de febrero de 2018

Tu niño quiere jugar



Es un bambino,
un Peter Pan,
el que se muestra
delante de un disfraz
sin importarle el qué dirán.
Él sólo quiere jugar.

Joven por fuera,
y más todavía por dentro,
así se siente él.
Imán de vida, 
anhelo de locuras,
soñador de ideas.
Y respira libertad,
y busca justícia,
y ama de verdad
todo aquello que tiene,
en su país de Nunca Jamás.

Déjate guiar por él,
jamás te fallará.
Siempre a tu lado,
el principito
que no quiere crecer.

Y así debe ser:
llevar siempre a nuestro 
niño por doquier, 
jamás olvidarnos de él.
Y en nuestra mente, 
a menudo, gritar fuerte:
"¡no quiero crecer!".

MSM

viernes, 23 de febrero de 2018

Reflexiones en una sala de espera



Estoy en un tanatorio para dar un pésame. No es familia. No son amigos. Es una visita insitucional, por decirlo así. Frente a este árbol de la vida, de este olivo, soy testigo de un vaivén de gente que entre y sale. Las salas están a tope de difuntos. La muerte es un no parar. Qué frágil es la vida en verdad. Somos tan éfímeros... Por eso, siempre: Carpe Diem. 

MSM

martes, 16 de enero de 2018

Un sinsentido



Sueño, sueñito tengo
¿quién me engaña?
¿con quién me quedo?
Las horas quietas
no me entienden,
los momentos muertos
se disipan.
¿Quién dijo miedo?
¿Quién, perversión?
Huye lejos, 
ten paciencia,
Vive hasta que mueras.

MSM 

lunes, 2 de octubre de 2017

Otra pandereta




Mienten más que hablan. Gruñen más que gritan. Mucho ruido y demasiadas nueces para un final previsible de una sociedad abandonada, de un país de pandereta. Y aquí seguimos, firmes y valientes, sin saber lo que pasará. 
Mañana será otro día pero ya nada será lo mismo.

MSM

domingo, 24 de septiembre de 2017

L'àvia Lola


El sol comença a escalfar els racons de la Plaça Mercadal. Com cada dia, les paradetes es preparen per donar els "bon dia" als seus clients. Si una cosa m'agrada d'aquest lloc és l'olor a records que desprèn Sant Andreu del Palomar. Aquí cada porta, cada aparador, cada cara... té una història d'anys darrere. I jo tinc la sort de dir que he crescut entre aquests carrers.

Retrocedeixo amb la màquina del temps i veig a una Mariel petita embolicant colònies a la drogueria de Can Codina del tiet Josep, l'avi Miquel i l'àvia Lola. M'encantava fer veure que despatxava rere el mostrador mentre l'àvia em dèia com fer-ho. Em donava trossets de paper i vinga a embolicar!

També recordo que em deixava ajudar-la a la caixa a cobrar a la gent. O jugava al magatzem que feia de passadís entre la botiga i el pis. Hi havia una porta que donava a un lavabo i unes escales que pujaven cap a casa. Allà l'àvia Lola em preparava el dinar o el sopar i, en moltes ocasions, em deixava entrar a la cuina. M'agradava molt entrar en aquell espai estret i petit, de color blanc marfil i fer les meves "potingues" per a tota la família. L'àvia sempre estava disposada a ajudar-me o a menjar-se el que jo havia preparat, estigués com estigués. I, com no, en aquell menjador quadrat i estret amb la taula al bellmig, no hi podien faltar els melindros de l'àvia Lola. Sempre m'en donava. I han quedat associats per sempre a Sant Andreu.

Torno a retrocedir amb la màquina del temps i, aquesta vegada, la Mariel petita està a Parets del Vallès, en aquella mini caseta on l'àvia Lola em guardava el nino del Maradona i on aprofitàvem per collir prunes del pruner. Em venen imatges al cap com, per exemple, l'àvia preparant alguna cosa de menjar en aquella cuina amagada darrere un armari. Sota un porxo i davant d'un pou, on sempre hi treia el cap per mirar forat avall. També vestida amb aquella bata sense mànigues d'anar per casa fent qualsevol cosa.

Aquesta vegada, la màquina del temps em porta, fa relativament pocs anys, a La Garriga, amb l'àvia Lola vivint a casa amb els pares i amb mi. Això després de vàries caigudes i cops al cap que ens van fer decidir portar-la amb nosaltres. Perquè, si en una cosa era especialista l'àvia, era en caure amb estil i donar-se cops ben exagerats.

Era una dona que feia el que volia, cosa que comportava algunes discussions i les seves mítiques frases: "jo què sé, pobra de mi" o "jo tot ho faig a fi de bé". Sense oblidar els tocs d'atenció pel menjar, ja que l'àvia era diabètica i li controlàvem els dolços. Ella s'enfadava i rematava tot dient: "el dia que em mori direu, pobra dona, que no lo vam deixar menjar el que volia". 

Però era una dona que havia passat "lo seu": una guerra, la mort del seu marit i la d'un fill de només 54 anys, el tiet Josep. Ara estan de nou tots junts i segur que tindran molts moments per recordar. 

Com jo sempre dic quan algú ens deixa, un àngel més ha pujat al cel i, fins que ens tornem a trobar, li toca cuidar-nos des de d'alt. 

Descansa en pau, àvia Lola. T'estimem.

MSM

martes, 19 de septiembre de 2017

La espera



Se quedó mirando pensativa aquellas letras grabadas a fuego en la madera del banco. Podía leer nombres, corazones y garabatos sin sentido que dispararon su imaginación acerca de quiénes se escondían detrás. Aunque ya les había cambiado muchas veces los nombres y lo que les pasaba, pues Esperanza se sentaba en aquel banco cada tarde desde hacía dos meses esperando a alguien con el que había quedado cierto día y que seguramente ya no era ni la sombra de lo que fue.

MSM