viernes, 11 de marzo de 2011

Cuando la tierra ruge


Cuando el AIRE me acaricia la cara
me parece que todo pasa y que
nada hace importar que la tierra
sea redonda a su paso por mis pies.

El AGUA me da vida, alimenta a todo
ser vivo que con su alma puebla el planeta,
que con ecosistema y materia prima
cocina y tira más allá de una época perdida.

El FUEGO alimenta mis ansias de vivir
y me da calor en el invierno más atroz;
lo busco en los días más sombríos,
pero lo rehuyo cuando quema sin ton ni son.

Pero qué pasa con la TIERRA,
que nos acoge y nos alimenta,
cuando ruge sin previo aviso?
Qué pasa con todos los pies que
se tambalean sobre un terremoto que,
cruel y despiadado, derrumba edificios,
rompe ilusiones y parte en dos miles de almas?
Qué pasa con aquellas vidas que son
arrastradas sin piedad bajo las olas gigantescas
de un tsunami que arrasa a su paso
sin mirar si viene nadie?

Cómo haremos frente a esta nueva catástrofe
que sucede en la otra punta del mundo,
quizá por el aleteo de una mariposa ignorante?

Qué le pasa a nuestro querido planeta?
De qué se queja?

MSM